Albert Camus:“Fue asombroso que muchos hombres que entraron en la resistencia no fueran patriotas de profesión.
Pero el patriotismo, en primer lugar, no es una profesión.
Es una manera de amar a la patria que consiste en no quererla injusta... y en decírselo”.

sábado, 14 de agosto de 2010

HACER PATRIA.

Encandilado por los buenos salarios la pampa salitrera se llenó obreros en las salitreras. Esa muchedumbre contribuyó a la chilenización del norte, que hasta la Guerra del Pacífico había sido del Perú y Bolivia. Sin ellos la pampa salitrera no hubiera sido colonizada y es tanto o más importante como la gesta del ejército chileno. Cómo quisiera que los trabajadores de hoy hicieran honor a esas epopeyas con austeridad y sobriedad en lugar de gastar sus salarios en lujos superfluos imitando el derroche del que hicieron gala los pretéritos oligarcas. Por Dios como se imitan las malas costumbres.

No menor, es el proceso de sindicalización nacido al alero del salitre y el consecuente “disciplinamiento de la mano de obra”, que luego se expandió al resto del país.
El sector minero del salitre, era el más significativo del movimiento obrero en Chile, y sus condiciones de trabajo y de vida eran las más aberrantes entre los trabajadores. Con jornadas laborales de hasta 12 horas diarias, sin descanso dominical ni seguros de accidentes, viviendo en conventillos, durmiendo en “camas calientes” han pasado decenas de años y se han desarrollado técnicas de prevención y seguridad para los mineros pero en pleno 2010 aún persisten los "bototos calientes". Pero es más importante la chimuchina de la farándula o el desperdicio del cominillo del Premio Nacional de Literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada